Otro libro que saborear

Sabroso. Quizá éste sea el mejor adjetivo para calificar Alimentos: del tianguis al supermercado, de Agustín López-Munguía Canales. “De fácil digestión”, como comentó uno de mis alumnos, este volumen de 150 páginas relata la extraña aventura de un estudiante universitario que hace un viaje imaginario a través del tiempo y va a dar al México prehispánico, donde traba amistad nada menos que con el cocinero del tlatoani Moctezuma. Buen pretexto para hablarnos de la cultura y la alimentación prehispánica desde el punto de vista de los conocimientos científicos y hábitos alimentarios actuales.

cazuelas de comida

Guisos en venta en un mercado popular.

El autor, doctor en biotecnología e investigador premiado, además de conocer a fondo su materia, la sabe exponer bien, con gracia e imaginación, recurriendo frecuentemente a los giros idiomáticos de los estudiantes y condimentando el relato con agudas observaciones sobre las modas alimentarias de nuestros días, como la siguiente: “Si un señor famoso, que escribe como un tlacuilo, habla bien… y se le ocurre decir que hay que comer fibra y no hay que tomar café, muchos obedecen. Comen fibra mañana, tarde y noche y al poco tiempo tienen que ser curados por el daño causado por el exceso de fibra”. O ésta: “Otros no se acercan a nada procesado, y menos si tiene aditivos; sólo consumen alimentos naturales, cuesten lo que cuesten. Quizá nunca han reflexionado sobre los millones de seres humanos que ya no pasan hambre al ser posible conservar los alimentos; o bien al hacerlos llegar a regiones lejanas o a regiones donde el calor descompone todo rápidamente”.

Por lo que se refiere a su misión central, la divulgación científica, el libro cubre un amplio territorio: biomoléculas, bioquímica de los alimentos, biotecnologías, historia de varios alimentos originarios de México, etc. El chocolate, el maíz, las papayas: todo es buen motivo para crear un librito que mis alumnos califican de “ameno” y “divertido”, y que los ha hecho preguntarme si el autor ha escrito “otros como éste”. Lo ameno ciertamente no hace de éste un libro superficial; a todas luces el autor se ha esforzado por ofrecerle al lector información científica abundante y sólida. En varios puntos, cuadros e ilustraciones complementan el texto, aunque por desgracia no son de la mejor calidad gráfica. Quizá en una futura edición se le pueda dar una presentación más atractiva a ese utilísimo material complementario.

Alimentos: del tianguis al supermercado se editó como parte de la colección Viaje al Centro de la Ciencia de ADN Editores y se ha reimpreso con la participación del CONACULTA. El doctor Agustín López-Munguía Canales es coautor de los libros Tecnología enzimática (UNAM, 1987) y Biotecnología alimentaria (Limusa, 2002). Ha recibido premios del CONACYT y de la Academia de la Investigación Científica.

La foto que ilustra este artículo es obra de Presagio. Se publicó en Flickr al amparo de una licencia Atribución de Creative Commons.

Anuncios

2 pensamientos en “Otro libro que saborear

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s