El amigo más viejo del hombre

perro de bronce, arte romano

Perro de bronce. Arte romano de la región del Cáucaso o el Mar Negro. Siglo I-III dC. Cortesía del Museo de Arte del Condado de Los Ángeles.

Todos los expertos están de acuerdo en que el primer animal domesticado fue el perro. Los restos más antiguos confirmados de un perro doméstico se encontraron en una tumba de hace unos 14,000 años, en Alemania. Eso quiere decir que la domesticación de los animales de los que salió el perro moderno —casi seguramente ciertos tipos de lobos grises— empezó bastante antes de que el hombre emprendiera en serio la agricultura, hace alrededor de 10,000 años.

Un grupo de investigadores de varias naciones publicó en 2011 un estudio sobre un cánido más semejante a un perro que a un lobo, cuyos craneo y mandíbula fueron desenterrados en una cueva de los Montes Altai, en Siberia. Los restos son de hace unos 33,000 años, es decir, anteriores al último máximo glacial, cuando los hielos cubrieron todo el norte de lo que hoy es Europa, así como el territorio de la actual Canadá y parte de los EUA. A su juicio, el craneo y la mandíbula satisfacen los criterios métricos de los perros del Neolítico y los posteriores, aunque sus dientes carniceros no son significativamente más pequeños que los de los lobos, ni las hileras de dientes están ordenadas como las de los perros neolíticos.

Concluyeron, entonces, que el espécimen representaba quizá un perro en una etapa muy temprana de domesticación —un perro “incipiente”— y no un lobo aberrante. Pero, dado que los restos del cánido son de antes del último máximo glacial, y los perros decididamente domesticados son de miles de años después, concluyeron también que el linaje representado por el perro incipiente de la cueva de Altai no sobrevivió ese tremendo fenómeno climático.

Chinese earthenware dog

Escultura funeraria de un perro, elaborada en terracota. Proveniente de China. Dinastía Han oriental. Cortesía del Museo de Arte del Condado de Los Ángeles.

Después de cierto debate sobre si no se trataría más bien de un lobo con características morfológicas singulares, vino hace unos días un segundo reporte de otro grupo internacional de investigadores que aisló ADN del cánido de Altai y analizó 413 nucleótidos de la región de control mitocondrial. Su análisis —informan— revela que el haplotipo peculiar del perro de Altai es más próximo a los perros modernos y a los cánidos prehistóricos de América que al de los lobos de esa época. (Un haplotipo es un conjunto de variaciones del ADN, o polimorfismos, que tienden a heredarse juntos.)

Los autores subrayan, empero, que no hay que saltar a conclusiones y que falta mucho por averiguar.

Cuandoquiera que se haya iniciado la domesticación del perro, un factor muy importante parece haber sido la comida. En enero de este año se publicó en la revista Nature un artículo de otro grupo de investigadores que realizaron secuenciaciones genómicas completas de 60 perros (de 14 razas distintas) y 12 lobos de varias partes del mundo para hallar las variantes genéticas que probablemente representan aspectos del genotipo del perro afectados por la domesticación.

puppy

Cachorrito. Foto de Thomas Hawk (vía Flickr Creative Commons).

Encontraron que un paso decisivo en la domesticación de los perros fue la adaptación de sus ancestros a una dieta rica en carbohidratos, en contraste con la dieta carnívora de los lobos. Los perros tienen más copias que los lobos del gen AMY2B, que codifica las amilasas que hidrolizan los enlaces α(1-4)-glucósidos de oligosacáridos y polisacáridos,  primer paso de su digestión. Lo cual hace pensar que los cambios que les permiten a los perros incluir una buena proporción de carbohidratos en su dieta —mientras que los lobos sólo comen carne— quizá se iniciaron con el surgimiento de la agricultura y representan uno de los últimos pasos en un milenario proceso de domesticación.

Referencias

Ovodov ND, Crockford SJ, Kuzmin YV, Higham TFG, Hodgins GWL, et al. (2011) A 33,000-Year-Old Incipient Dog from the Altai Mountains of Siberia: Evidence of the Earliest Domestication Disrupted by the Last Glacial Maximum. PLoS ONE 6(7): e22821. doi:10.1371/journal.pone.0022821

Druzhkova AS, Thalmann O, Trifonov VA, Leonard JA, Vorobieva NV, et al. (2013) Ancient DNA Analysis Affirms the Canid from Altai as a Primitive Dog. PLoS ONE 8(3): e57754. doi:10.1371/journal.pone.0057754

Axelsson E, Ratnakumar A,  Arendt M-L, Maqbool K, Webster MT, Perloski M, et al. (2013) The genomic signature of dog domestication reveals adaptation to a starch-rich diet. Nature (publicado en línea el 23 de enero de 2013) . doi:10.1038/nature11837

2 pensamientos en “El amigo más viejo del hombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s